sábado, 27 de septiembre de 2008

Luz y Sombra

Cansada ya de tanto caminar y de tan poco contemplar me senté a un costado en el Jardín, propiamente desde aquel sitio podía vislumbrar dos paisajes diferentes pero que eran parte exacta del mismo paisaje, me daba cuenta que no podía apreciar el uno sin el otro y que si tornaba la vista para mirar sólo uno, enseguida ese paisaje perdía todo el aspecto maravilloso que tenía cuando se lo contemplaba con el otro, y viceversa. En eso me pegó en la cabeza que esa es la esencia de nuestra realidad paradojal, un conjunto de luces y sombras de días de sol y de tormentas, que no se pueden tomar solos y en si mismos sin olvidar su otro aspecto o contracara, en eso recordé lo que el buen Chesterton decía:
"La verdadera dificultad con este mundo nuestro, no es que sea un mundo irrazonable ni que sea un mundo razonable. La dificultad más común, es que es aproximadamente razonable; pero no del todo. La vida no es ilógica; pero es una trampa para los lógicos. Parece un poco más matemática y regular de lo que es; su exactitud está evidente, pero su inexactitud escondida; su salvajismo, yace en acecho."
Este es el porque justamente, del "Justo medio" del querido Aristoteles porque la realidad misma, no se puede ver de perfil, hay que verla de frente y de lleno, pues en cuanto nos quedamos con un sólo lado, empezamos a errar y confundimos, en nuestro afan de entender, de abarcar, de atrapar, la parte por el todo. Es así, que lo que hay que hacer, con la Realidad, es contemplarla, no quedarse con ella. Por eso, es que la Filosofía, no puede hacer un sistema. No cabe la paradoja en uno, porque en el momento que la dejas de contemplar de frente y la querés aprisionar, torpemente caes de bruces en ella y en uno de sus lados; perdiendo así todo el resto.
El secreto,pues al fin y al cabo, está en contemplar, sin querer aprisionar cada uno de sus lados, por eso "el ser y la esencia", por eso "el acto y la potencia", por eso "la sustancia y los accidentes" por eso "la realidad sensible y la inteligible", por eso "cuerpo y alma", y por eso "gracia y naturaleza" . Todas paradojas que no podemos atrapar de perfil si no que debemos contemplar de frente. Y en ese contemplar de frente a las luces y a las sombras esta nuestra madurez y nuestro crecimiento, en saber que así como hay días de Tormenta hay días de Sol y así como hay grandeza en el hombre también hay miseria. El alma pasa a desposarse con la realidad perdiendo, como decía Simone su virginidad, cuando puede asumir esta realidad, cuando es tocada por la desgracia, pero puede comprender que hay Cruz y que hay Tabor.

8 comentarios:

Mary Lennox dijo...

G.K.C. "Ortodoxia"Digitalizada por Librodot www.librodot.com, p. 46

Mary Lennox dijo...

Además de este Post quiero dar la Bienvenida Oficial a la pequeña Dasy la nueva habitante de Misselthwaite.
Un Cariño
Mary

Dasy dijo...

Muchas gracias por la bienvenida, sean todos los habitantes del jardín bien-hallados.
"(...)lo que hay que hacer, con la Realidad, es contemplarla, no quedarse con ella", dijiste, Mary: ¡claro! Me parece que si tratamos de quedarnos con la mera imagen mental que tomamos de ella y nos encerramos ante este fantasma quedaremos atrapados dentro de nosotros como dentro de una casa embrujada con espectros enloquecedores; no podemos apropiarnos de la realidad totalmente porque somos entes finitos, y así necesariamente la imagen que podamos conservar será finita, y si no se alimenta de la realidad no será sino cosa muerta, como los fantasmas (en el sentido de ésos que andan diciendo “buh”). Es necesario abrir las ventanas de la casa y dejar que entre la Luz que reflejan las cosas. Y tal vez el secreto de este jardín resida en esto: no en buscar secretos de lugares desconocidos y escondidos bajo tierra, sino en detenernos ante la manifiesta grandeza de la simplicidad de los entes, que, por parecer banal a muchos que buscan curiosidades en las cosas, resulta secreto al que llegan sólo los que aceptan atenta y humildemente la presencia de otro ser que no es el uno mismo. Gracias, Mary, por hacer la visita guiada. ¡Mundo, calla; quiero escuchar el canto de las creaturas!
Dasy

Mary Lennox dijo...

Mi muy querida Dasy:
Con respecto a las cosas bajo tierra te remito a dos post para que me digas luego que te parecen:
El Anterior "In Dubio" y el de "El rey de Bajotierra".
Es cierto además aquello que decís si no dejamos entrar la Luz si cerramos nuestras puertas, terminaremos en la nada de nosotros mismos desesperados como nos dice el Danés.
Cariños
Mary

Natalio Ruiz dijo...

Muy bello querida Mary, como siempre.

Sin embargo, me parece que no termina de cerrar. Ese mismo juego de luz y sombra es lo que lo llevó a Hegel a armar un sistema de síntesis. Las mismas categorías aristotélicas que mencionas fueron vistas como sistemas.

Es decir, falta un paso en el razonamiento para decir que los sistemas se quedan sólo con una de las dos (luz o sombra).

Digo, de pronto me parece (no sabía de quién era pero siempre me resultó simpática).

Respetos pequeña amiga.

Natalio

Mary Lennox dijo...

Estimado Natalio:
Muy bien Tuché, pero en un asalto de Esgrima son cinco puntos así que ahora me toca.
A ver si entendí, me pregunta ¿cuál es la diferencia con Hegel?, se la respondo, el contemplar; para Hegel, las categorías uno las va deduciendo, empezando por el ser siguiendo por la nada y traspasando a ambos en el devenir, su sistema se queda con ambas cosas pero absorbe a cada cosa en una totalidad, digamos que su exageración es la exageración del Todo en desmedro de las partes (El que mucho abarca poco aprieta). El tema y la dificultad es que Hegel siempre fue como un espejo negativo del realismo, si lee la primera parte de “La Fenomenología del Espíritu”, creerá que es un realista nato, y sin embargo no lo es. La diferencia, vuelvo, recae en el contemplar, mientras que en Hegel mi mente es la que va deduciendo las categorías, deduciendo la realidad, y poniendo los opuestos para "crearla" (si algún entendido lee no me mate), armando una síntesis que es una mezcla de opuestos, lo que escribí tiene el sentido, o quiere tener el sentido de contemplar la realidad en su juego de luz y de sombra, de afrontarla y recibirla con sus goces y sus tristezas. Si lo encadené con lo filosófico, venia más bien porque cuando uno hace un sistema tiende a exagerar la luz o la sombra, la sustancia o el accidente, el ser o la esencia. Hegel trata de encerrar ambas, es cierto, pero su exageración como dije, es pretender que él es el que las crea y no el que las contempla, podemos decir que no hay paradoja en su sistema porque los opuestos se combinan para dar la vida a una tercera cosa, ya no hay ni ser ni nada sino devenir. En cambio la Luz y la sombra son parte de nuestra realidad, sin dejar de ser ellos, la totalidad no se come a las partes sino que las respeta, y el que contempla la realidad, el que esta de frente a ella no debe trata de comprenderla (abarcarla toda), sino de entenderla, de conocerla y amarla, aún, insisto en sus luces y sombras.
Cariños estimado amigo
Mary

Natalio Ruiz dijo...

No era tanto una pregunta relativa a Hegel (por la diferencia) sino más bien una impugnación al hilo lógico del argumento. Es decir, no se explica por qué el sistema excluye o la luz o la sombra.

La alusión a Hegel fue anecdótica pero alusiva. Ocurre que justamente él es quien plantea todo su sistema sobre el juego luz y sombra donde ninguna se entiende sin la otra (así explica su dialéctica e incluso lo aplica al anonadamiento de Cristo).

Insisto, creo que estoy de acuerdo en las conclusiones pero me falta un paso lógico.

Respetos.
Natalio

Mary Lennox dijo...

Estimado Natalio:
Baso mi razonamiento en el contemplar la realidad, en ver que hay en ella tanto luces como sombras. Impide esto el sistema, debido a que siempre que se quiere hacer uno se exagera algún aspecto que en la realidad se encuentra en equilibrio. En el caso de Hegel el se queda con la luz de la Razón del Todo, despreciando la sombra del individuo del Singular. Se queda con la razón también en desmedro del misterio y de la fe. Sí, él también, trata de aprisionar la realidad en su cabeza y tropieza al ser auto absorbido auto devorado por su propio sistema. Centra su sistema en la guerra de opuestos, pero no pudo abarcar todo porque a la totalidad le falto el individuo. Por eso la frase de Chesterton "La vida no es ilógica; pero es una trampa para los lógicos."
Lo que escribí, en definitiva, aspira o quiere aspirar a mostrar que nuestra mente no puede pretender abarcar todo porque siempre que dirige la mirada a un punto pierde de vista el otro, siempre hay algo que te sorprende y que se sale de los cálculos. Y que, la aceptación de esto tiene un poco que ver con nuestra madurez espiritual, pues crecemos cuando sabemos que no todo es color de rosa, pero que tampoco todo es gris.
Sépame usted disculpar si otra vez no pude responder trate de ser lo más clara posible y trataré de ser mas clara en el futuro, pero las mujeres somos difíciles de comprender hasta para nostras mismas. Aparte de que las cosas son difíciles de conjugar en el estilo indirecto.
Cariños
Mary